Piso Tutelado

La vivienda tutelada es un recurso residencial diseñado para un pequeño grupo de personas que supervisadas por personal especializado, gozan de autonomí­a para el autocuidado y por tanto necesitan un nivel de apoyo poco extenso.

La vivienda ofrece una alternativa de hogar a personas con discapacidad Intelectual en la que lo que más destaca en relación a otros modelos residenciales es la participación en la toma de decisiones (autodeterminación), por parte de los usuarios.

Es un servicio flexible de apoyos naturales y profesionales para que las personas con discapacidad intelectual mejoren su calidad de vida , proporcionando oportunidades para la participación activa en el hogar, la inserción social y su desarrollo personal, fomentando, la participación y la toma de decisiones en todo lo referente a su estilo de vida.

SERVICIOS PRESTADOS

PRESTACIONES BíSICAS

  • Alojamiento
  • Asistencias en las actividades básicas de la vida diaria
  • Manutención

PRESTACIONES ACCESORIAS

  • Atención médica, psicológica y de enfermerí­a
  • Seguridad y vigilancia
  • Mantenimiento y limpieza del centro
  • Lavanderí­a
piso1

PROGRAMAS DE ATENCIí“N. SEGUIMIENTO Y EVALUACION

Los programas de atención se aglutinan en tres bloques: Autonomí­a Personal, Social y Salud

-Vida en el hogar:

 Limpieza, cuidado de la ropa (lavar, tender, planchar), preparación de comida y pedidos de compra de artí­culos para la vivienda. Organizados en turnos para las tareas y reflejados en un cuadrante.

-Comunicación.

Con el objetivo de aprender a expresar deseos, necesidades, sentimientos…a través de la participación en diálogos dirigidos, proponiendo temas que les interesen, respetando los turnos de palabra …

piso2

-Cuidado personal:

Enseñar las habilidades básicas necesarias para el autocuidado de la imagen y apariencia personal; Orientación para el vestido (combinar prendas), cuidado del  pelo …hasta conseguir la autonomí­a.

-Salud y seguridad.

Mediante talleres de vida saludable realizados en la vivienda, se propicia la aparición de comportamientos tendentes a llevar una vida sana, alimentación adecuada, práctica de algún deporte, valorando la importancia de adquirir hábitos correctos para su salud.

–Ocio:

La planificación del ocio es realizada en pequeñas asambleas, en las que todos aportan su opinión, en función de sus gustos e intereses.

Se realizan actividades de ocio con la participación de todos los residentes, como salidas o viajes, también se realizan individuales como salir de compras, realizar algún deporte…

 -Habilidades sociales:

  • Propiciamos intercambios sociales tanto dentro como fuera del hogar
  • Entrenar en habilidades para la resolución de conflictos entre compañeros.
  • En pequeñas asambleas presentamos situaciones problemáticas a las que pueden enfrentarse, mediante una lluvia de ideas de posibles soluciones, trabajamos la resolución de conflictos.

-Utilización de los recursos comunitarios

  • Les enseñamos a desplazarse por el municipio
  • salidas a las tiendas de los alrededores
  • Taller en residencia de señales informativas y de seguridad. Explicación y fichas de trabajo

-Autodirección.

  • En pequeñas asambleas hemos trabajado en su capacidad de elección, ellos eligen actividades de ocio, lugares, amigos…
  • Se les hace intervenir en la elaboración de horarios y repartos de tareas